Trastornos del sueño

 

La conducta de dormir no es una conducta voluntaria, aunque en determinados momentos pueda parecernos que tenemos cierto grado de control para dormir cuando queremos. La persona que padece de insomnio se caracteriza por no dormir cuando quiere y no tener una rutina o patrón consistente de sueño. Puede tratarse de un insomnio de conciliación, en el que la dificultad radica en quedarse dormido, o un insomnio de mantenimiento, en el que es frecuente despertarse temprano y no poder volver a dormirse. En muchos casos, se presentan ambas dificultades de forma conjunta. Todos nos hemos ido alguna vez a dormir con ciertas preocupaciones, ya sean relacionadas con el trabajo, con la pareja o con cualquier otro aspecto de nuestra vida, siendo los problemas para conciliar o mantener el sueño pasajeros y vinculados a una situación particular y temporal. El problema surge cuando los síntomas del insomnio (patrón de sueño irregular, irritabilidad, cansancio diurno, preocupación y miedo respecto a no poder dormir…), tienden a la cronicidad.

 

El sueño es algo necesario para sobrevivir y gozar de buena salud, pero todavía no se sabe por qué se necesita el sueño ni exactamente cómo nos beneficia. Su principal función es reparar el organismo para poder seguir la vida en condiciones óptimas. La función psicológica que mayor consenso ha despertado ha sido que el sueño REM consolida nuestra memoria y que la recuperación de nuestros recuerdos es más efectiva después de un buen sueño. Sin embargo, ni siquiera esta función es aceptada de manera universal. Hay diferencias individuales en la necesidad de sueño que varían ampliamente y en los adultos sanos van desde tan sólo 4 horas diarias de sueño hasta incluso 9 horas. Por lo general, las personas duermen de noche aunque muchas lo hacen durante el día debido a sus horarios de trabajo, situación que a menudo ocasiona trastornos del sueño. Muchos de los trastornos del sueño son frecuentes.

Muchos factores, como la excitación o el estrés emocional, pueden determinar las horas de sueño de una persona y cómo se siente al despertar. Los medicamentos también pueden desempeñar un papel, algunos producen somnolencia mientras que otros dificultan el sueño. Incluso ciertos alimentos o aditivos como la cafeína o las especias fuertes pueden afectar al sueño.

 

El patrón del sueño no es uniforme sino que tiene varias fases diferenciadas. Durante un sueño nocturno normal hay 5 o 6 ciclos de sueño. Se pasan, por lo tanto, por las cinco fases: 1, 2, 3, 4, y sueño REM (movimiento rápido de los ojos). Estas fases progresan cíclicamente desde la 1 hasta la REM y luego comienzan nuevamente con la fase 1. Un ciclo de sueño completo toma un promedio de 90 a 110 minutos. Los primeros ciclos de sueño cada noche tienen sueños REM relativamente cortos y largos períodos de sueño profundo pero más tarde en la noche, los períodos de REM se alargan y el tiempo de sueño profundo desciende.

La fase 1 es el sueño liviano cuando se entra y sale del sueño y se puede despertar fácilmente. En esta etapa, los ojos se mueven lentamente y la actividad muscular se enlentece. Durante esta etapa, muchas personas experimentan contracciones musculares repentinas precedidas de una sensación de estar cayendo.

En la fase 2, el movimiento de ojos se detiene y las ondas cerebrales se vuelven más lentas con sólo un estallido ocasional de ondas cerebrales rápidas. Cuando una persona entra en la fase 3, ondas cerebrales extremadamente lentas llamadas ondas delta se intercalan con ondas más pequeñas, más rápidas. En la fase 4, el cerebro produce ondas delta casi exclusivamente. Las fases 3 y 4 son referidas como sueño profundo, y es muy difícil despertar a alguien de ellas. En el sueño profundo, no hay movimiento ocular o actividad muscular. Es cuando algunos niños experimentan mojar la cama, caminar dormidos o terrores nocturnos.

En el período REM, la respiración se hace más rápida, irregular y superficial, los ojos se agitan rápidamente y los músculos de los miembros se paralizan temporalmente. Las ondas cerebrales durante esta etapa aumentan a niveles experimentados cuando una persona está despierta. También, el ritmo cardíaco aumenta, la presión arterial sube, los hombres experimentan erecciones y el cuerpo pierde algo de la habilidad para regular su temperatura. Es el tiempo en que ocurren la mayoría de los sueños, y, si es despertada durante el sueño REM, una persona puede recordar los sueños. La mayoría de las personas experimentan de tres a cinco intervalos de sueño REM cada noche.

 

 

Fases del ciclo del sueño
El sueño atraviesa normalmente fases diferenciadas unas 5 o 6 veces durante la noche.
El tiempo del sueño profundo es relativamente corto (fases 3 y 4). A medida que la noche transcurre se pasa más tiempo en el sueño con movimientos oculares rápidos (REM), pero esta fase es interrumpida por breves regresos al sueño ligero (fase 1). Durante la noche se producen breves despertares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A continuación se presenta la escala de Epsworth (test del sueño), disponible también en el apartado de tests y cuestionario, para la evaluación del insomnio.

 

TEST DEL SUEÑO (ESCALA DE EPWORTH)

 

Averigua si padeces algún tipo de insomnio realizando este test, aunque se trata de algo meramente orientativo y sobre todo si percibes cualquier anomalía acude a tu médico de cabecera.

Marca una sola respuesta por pregunta

 

I) Durante el mes pasado, ¿cómo consideras las calidad de tu sueño?

  1. Muy buena
  2. Aceptablemente buena
  3. Ligeramente pobre
  4. Muy pobre

II) Durante el mes pasado, ¿aproximadamente cuántos minutos necesitaste usualmente para dormir una vez que decidiste ir a dormir?

  1. 0-20 min.
  2. 21-30 min.
  3. 31-60 min.
  4. más de 60

III) Durante los últimos 30 días, ¿cuántas veces te has despertado cada noche?

  1. Ninguna
  2. 1-3
  3. 4-5
  4. más de 5

IV) Cada noche, durante el pasado mes, cuántas horas has dormido realmente sin contar las que estuviste despeirto?

  1. 8 horas
  2. 6-7 horas
  3. 5-6 horas
  4. menos de 5 horas

V) Durante el pasado mes, ¿te sentiste con sueño durante el día?

  1. Nunca
  2. Un poco
  3. Bastante
  4. Todo el tiempo

VI) En el pasado mes, cuántas veces tuviste que tomar algún producto de venta libre (infusiones, preparados de Homeopatía, extractos de hierbas en comprimidos o gotas), para poder dormir?

  1. Nunca
  2. De 1-7
  3. 8-20
  4. Más de 20

VII) ¿En el pasado mes, cuántas veces has tomado medicamentos sedantes de venta bajo receta para dormir?

  1. Nunca
  2. De 1-7
  3. 8-20
  4. Más de 20

Evaluación: suma los puntos que corresponden a los números de la izquierda. Si la puntuación total es:

  • de 7 a 9: no padeces de insomnio
  • de 9 a 14: insomnio leve
  • de 14 a 21: insomnio moderado
  • de 21 a 28: insomnio severo

 

Tema: Trastornos del sueño

INSOMNIO

Fecha: 10.04.2017 | Autor: ANA FERNANDEZ GARRIDO

LLEVO TRES MASAS NO DUERMO

Nuevo comentario

Búsqueda personalizada